Cooperativas Agro-alimentarias califica de ataque la actuación de Hacienda contra las cooperativas que distribuyen gasóleo bonificado

24 de March del 2014

En los últimos dos años se están extendiendo las actuaciones de los servicios de Inspección de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria sobre los medios de pago que utilizan las cooperativas que distribuyen gasóleo bonificado. Estas inspecciones no se basan en la Ley o el Reglamento de Impuestos Especiales, sino que introduce un nuevo requisito no contemplado en estas disposiciones: que la tarjeta de gasóleo bonificado, además de ser el medio de pago, debe usarse necesariamente en el momento de retirar en el poste el gasóleo bonificado.


Tal y como se ha denunciado desde Cooperativas Agro-alimentarias de España y de Castilla-La Mancha, la citada interpretación dejaba en situación de ilegalidad a la gran mayoría de cooperativas, que aún manteniendo la trazabilidad y el control de este producto, utilizaban otros instrumentos para la retirada de gasóleo que Cooperativas entiende son perfectamente compatibles con la Ley.


Ante esta situación, Cooperativas Agro-alimentarias, tras pedir en reiteradas ocasiones la revisión interpretativa de la norma, mantuvo una reunión con el Secretario de Estado de Hacienda en junio de 2013, quien dio instrucciones a la Dirección General de Tributos y al Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales para buscar una solución, puesto que no existe fraude alguno por parte de las cooperativas, sino un problema interpretativo. Así, se procedió a modificar el Reglamento de Impuestos Especiales, que entró en vigor el 1 de enero de este año.


Cooperativas Agro-alimentarias confiaba que las inspecciones se paralizaran hasta la entrada en vigor de la nueva norma, pero desde finales del año pasado han vuelto a iniciarse nuevas inspecciones por el mismo motivo. El Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la AEAT, ha hecho caso omiso a la modificación del Reglamento, hecha a instancias del Secretario de Estado de Hacienda y de la Dirección General de Tributos, y ha continuado con las inspecciones, utilizando la interpretación que ellos consideran, a pesar de que reconocen no se produce fraude alguno, estableciéndose regularizaciones que superan ya los 5 millones de euros.


Para Cooperativas Agro-alimentarias las discrepancias de interpretación existentes entre el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales y la Dirección General de Tributos y su incapacidad por establecer un criterio conjunto y coordinado, están perjudicando gravísimamente a las cooperativas y tenga sólo un objetivo recaudatorio.


Desde Cooperativas Agro-alimentarias se exige a las máximas autoridades de la Administración Tributaria española, que impongan un criterio racional en este asunto y paralicen las inspecciones indiscriminadas lanzadas desde el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales contra el cooperativismo agrario español por la interpretación actual de la norma.


En este sentido Cooperativas Agro-alimentarias de España se ha dirigido al Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, solicitándole que intervenga de forma inmediata ante este ataque injustificado y absolutamente desproporcionado contra las cooperativas.