El descenso de hasta un 70% de la producción de aceituna no impedirá cubrir la demanda de los mercados.

17 de March del 2015

La importante caída de producción en la última campaña de aceituna (2014-2015) en España no provocará desabastecimiento en los mercados, pues las 763.800 toneladas producciones y las 811.000 del volumen de existencias cubrirán las necesidades tanto de consumo interno, como externo. Así lo dijeron a Lanza portavoces de organizaciones del sector, que apuntaron que en la provincia el descenso de la cosecha ha alcanzado el 70%, aunque la calidad y el rendimiento han sido máximos y los precios registran buenas cotizaciones.

Desde Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha confirman el descenso del 70% en la campaña de aceite de oliva en Castilla-La Mancha respecto a la del año pasado, cuando se registraron 155.799 toneladas, según la Agencia del Aceite. Pero las 50.000 toneladas de este año cubrirán, según el portavoz de la Sectorial de Aceite de esta entidad, Gregorio Gómez, las necesidades de los consumidores, ya que las existencias ¿están teniendo buena salida?.

El secretario provincial de Asaja, Florencio Rodríguez, también confirmó que el consumo ¿está siendo normal y el mercado interior está tirando del aceite?, aunque señaló que en enero la demanda ha sido la más baja de las últimas cinco campañas, pero ¿se está recuperando?.

De esta manera, la rentabilidad para los productores serán alta, porque los precios se mantendrán en unos niveles ¿dignos?, si bien para la próxima campaña ¿podríamos llegar muy justos? en existencias.

El nivel de existencias es moderado, apuntan los expertos, pues aunque España repuntó su producción en la pasada campaña, al igual que Portugal o Marruecos, otros países de tradición oleícola como Grecia, Túnez o Turquía vieron mermada su producción, por lo que al menos para este año el escenario comercializador es óptimo para productores y elaboradores.

De cara a la recolección de la siguiente temporada juegan un papel vital las lluvias y la actual falta de precipitaciones no augura un horizonte favorable. De hecho, en la disminución de este año ha influido mucho la sequía y el efecto de la vecería.

De las 50.000 toneladas de aceite de oliva registradas en la última campaña castellano-manchega,Ciudad Real copó algo más de 18.000, y junto a Toledo ambas provincias suman el 80% de la producción regional.

Los precios, firmes

El secretario provincial de Asaja, Florencio Rodríguez, destacó la ¿máxima calidad? de los aceites ciudarrealeños y regionales, con unos precios que ¿se mantendrán firmes y con más tensión conforme se acerque la próxima campaña?.

Al cierre de campaña, con 800.000 toneladas a nivel nacional, y un media de exportaciones mensuales de 122 toneladas, el litro de virgen extra se sitúa entre los 3,10 y 3,20 euros, el virgen en algo más de tres euros, mientras que los aceites lampantes entorno a los 2,80 y 2,90 euros.

¿Se dan las condiciones idóneas para que suban?; constató Rodríguez, que informó de que el mercado de los precios en origen ha registrado un crecimiento del 60 por ciento desde junio de 2014.

No obstante, el mismo portavoz precisó que estas cotizaciones son inferiores a las de Italia porque en este país tienen ¿más estructura de comercialización y más introducción en la distribución?.

Se mostró a favor de la posición de que es difícil que bajen, al haber una oferta potente y una demanda media.

Según las organizaciones oleícolas, el consumo se sitúa en unas 600.000 toneladas y la producción nacional ha alcanzado las 824.000 toneladas.

Exportaciones

El sector del aceite de oliva en la provincia es uno de los principales baluartes económicos agroalimentarios, a tenor de su producción y su comercialización.

Según los datos del Instituto de Comercio Exterior de Castilla-La Mancha (ICEX), las exportaciones de aceite de oliva de Ciudad Real en 2014 representaron unos beneficios de casi 43,3 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 41,5% con relación al año anterior y el 27,3% de las ventas de oro líquido de Castilla-La mancha, que cerró dicho periodo con resultados de algo más de 158 millones de euros.

La tendencia alcista del valor de las exportaciones de aceite de oliva ciudarrealeño y castellano-manchego se debió ala venta de mayor volumen de este producto, con importantes crecimientos, dado que los precios fueron ligeramente más bajos.

En concreto, fueron comercializados casi 19 millones de kilos de aceite de oliva y sus fracciones, según el ICEX, frente a los casi 12 de 2013. Estas cifras representan un 50,8% más., con una media de 2,28 euros el kilo, 27 céntimos menos sobre los 2,55 euros del promedio de cada litro de aceite vendido fuera de España en 2013.

En el caso de Castilla-la Mancha, superó el doble de los resultados, de 74,5 millones a los 158 de 2014 (el 67,4% lo copó Toledo, con 106,6 millones de euros)así como pasó de 27,8 millones de kilos a los 67,6 millones registrados el pasado ejercicio. El preció también vio rebajado su cotización, pues de una media de 2,68 euros el kilo, se vio recortado a los 2,34 euros.

Respecto a las importaciones, las de la provincia subieron un 41% en volumen, de 711 millones a 1.033, mientras que el gasto también creció de 1,7 millones de 2013 a los 2,5 millones del pasado ejercicio.

Italia, principal mercado

Por mercados, Italia encabeza las compras de aceites de la región, con el 74% (116,7 millones de 158,1), una proporción más abultada que la de 2013, cuando el 62,6% (46,7 millones de 74,5) fueron absorbidos por los compradores italianos, que luego envasan el producto y lo venden etiquetado.

Japón se ha situado en los últimos años como segundo destino (con 8,9 millones), seguido por Francia y Estados Unidos, con 8,9 y 7,9 millones, respectivamente.

Fuente: http://www.lanzadigital.com/