Los ministros de Agricultura se olvidan del mercado en la Reforma de la PAC, según Cooperativas Agro-alimentarias.

1 de April del 2013

Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha ha realizado una exhaustiva valoración sobre la Reforma de la PAC, cuyo cierre está ya muy próximo. En este sentido la organización cooperativa confía en que el Consejo de Ministros de Agricultura acepte las propuestas del Parlamento Europeo en lo que respecta fundamentalmente a los mecanismos de gestión de mercados, organizaciones de productores y política de competencia, que mejoran ampliación las propuestas de la Comisión Europea.

En concreto el acuerdo de los Ministros de Agricultura sobre los términos de la reforma de la PAC comenzará con el llamado ¿Trílogo? (negociaciones entre Comisión, Parlamento y Ministros de Agricultura) el próximo 11 de abril. No obstante ya se conoce la postura del Parlamento Europeo, desde el pasado 18 de marzo, y también la de la Comisión, que presentó sus propuestas de reglamento el pasado mes de noviembre de 2011. Así, es previsible que en junio de este año se conozca la Reforma de la PAC definitiva.


Esta reforma de la Política Agraria Común no afectará sólo a los pagos directos, sino también a los mercados (la llamada OCM única), y al desarrollo rural (ayudas a industrias, ayudas ambientales etc.). Sin embargo, lamentablemente, los Ministros de Agricultura han postergado a un segundo nivel los temas de mercado, que sin embargo definen la mayor parte de la renta del productor castellanomanchego.

Vino y Organizaciones de Productores


Dentro de la Organización Común de Mercados única, los Ministros han acordado en el vino un nuevo sistema de autorización de plantaciones de viñedo, que viene a prorrogar el sistema actual de derechos de plantación hasta el 31 de diciembre de 2018, aunque se mantiene hasta 2024 la limitación de producciones, pero con un nuevo sistema que entrará en vigor en 2019. El incremento anual de la superficie vitivinícola a partir de esa fecha será del 1%, y las autorizaciones de nuevas plantaciones se otorgarán bajo criterios objetivos.


Los Ministros han acordado que las Organizaciones de Productores, como instrumento para mejorar la renta de los productores (que el 70% de la misma viene de la comercialización de lo producido y el 30% de las ayudas), no estén limitadas en su dimensión si alcanzan una posición dominante en el mercado, y puedan crecer en dimensión y relevancia comercial sin cortapisa alguna. Esto se ha mejorado frente a la propuesta original de la comisión, y es un elemento positivo.


Sin embargo, Cooperativas Agro-alimentarias lamenta que no se tengan en cuenta los costes de producción para la actualización de los precios de referencia de las medidas de mercado.


Por el contrario, la organización cooperativa valora muy positivamente el que se haya acordado que puedan existir Programas de Desarrollo Rural nacionales (además de los 17 autonómicos que habrá en España), porque así se puede dotar presupuestariamente la futura Ley de Integración Cooperativa, cuya propuesta de Ley se aprobó en Consejo De Ministros recientemente, y que busca intensificar la integración comercial de las cooperativas para mejorar la renta de sus socios.


Es necesaria una reforma más ambiciosa en mercados


Sin embargo Cooperativas Agro-alimentarias considera que la reforma debe ser más ambiciosa en lo que respecta a gestión de mercados y reequilibrio de la cadena de valor, ya que el Parlamento ha resultado mucho más innovador y receptivo a las necesidades de las cooperativas que los propios ministros. Además estos últimos se han centrado y esforzado sobre todo en la negociación de los pagos directos, aunque éstos supongan el 30% de la renta del productor.


En cuanto a las ayudas directas, los aspectos más relevantes de la opción acordada por los ministros son:


* Limitación de superficies admisibles que generaran pagos básicos: la propuesta de la Comisión suponía que el agricultor obtenía tantos derechos de pago básico como hectáreas declarara en la PAC en el primer año de aplicación de la reforma (el año 2015 probablemente). Dado que en España existen 38 millones de hectáreas admisibles (en 2011 se declararon 22 millones) hay en España el temor fundado de diluir el valor de los derechos de pago básico. Los ministros han acordado la posibilidad de reducir la superficie admisible mediante la aplicación de un coeficiente reductor a determinadas producciones.


* Se ha acordado también que el porcentaje mínimo del presupuesto nacional de ayudas directas que se dediquen a pago básico (o tarifa plana) sea del 10% en vez del 40% propuesto por la Comisión. Y que para aquellos que cobren menos del 90% de la media regional, se compense en un tercio dicha diferencia. Esta propuesta está en el lado opuesto a la de la Comisión (tarifa plana regional a partir de 2019). En este punto existe el temor de que el acuerdo sea un sistema de muy difícil aplicación, y que en vez de simplificar la PAC la complique aún más, estableciendo un sistema poco entendible y de gran complejidad administrativa para los agricultores y ganaderos.


* En cuanto a la ecologización de la PAC o ¿Greening?, es positivo que los ministros propongan reestructurarlo, de manera que las rotaciones obligatorias se simplifiquen, se reduzcan las zonas de ecologización improductivas, y se ¿convaliden? los cultivos leñosos más extensivos, en el caso de olivar y de frutos de cáscara. Todo ello para no perder competitividad en las producciones en cuanto a costes ni lucro cesante.