Los yogures pierdes su fecha de caducidad.

3 de April del 2013

Todos los yogures que se fabrican en España ya no caducan. Desde el pasado viernes, los fabricantes tienen solo la obligación de informar de la fecha de consumo preferente del producto. Esta es una de las medidas que el Gobierno pone en marcha para evitar el despilfarro de alimentos, que cada año lleva a que los vertederos del país reciban 7,7 millones de toneladas de comida que es apta para el consumo.

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete explicó este martes que hasta ahora los yogures tenían por ley desde 2003 una fecha de caducidad de 28 días. Sin embargo, desde el viernes pasado, fecha de entrada en vigor de la nueva normativa, ¿cada fabricante podrá poner la fecha de consumo preferente que estime?. Esto se debe, entre otros motivos, a la ¿evolución de las tecnologías? de fabricación y conservación de los alimentos.

Cañete fue taxativo a la hora de asegurar que no habrá dos fechas en los yogures, ¿para no volver locos a los consumidores?. Esto supone que si se ingiere un yogurt pasada esa fecha de consumo preferente, el producto no tendrá las mismas propiedades organolépticas de sabor, olor o textura que cuando salió de la cadena de producción?.

El ministro realizó estas explicaciones durante la presentación de la Estrategia para Reducir el Desperdicio de Alimentos, un programa exigido a todos los ejecutivos comunitarios por Bruselas, que en el caso español se apoyará en cinco grandes áreas de actuación: Realización de estudios para conocer dónde y cómo se produce el desperdicio; una elaboración de una guía de buenas prácticas para agricultores, empresas, vendedores y consumidores; la revisión de los aspectos normativos –como es el caso del yogurt-; la cooperación con otros agentes de la cadena alimentarias; y el desarrollo de nuevas tecnologías para asegurar la conservación y evitar que la comida vaya a la basura.

España, con los citados 7,7 millones de toneladas, es el sexto país de Europa que más comida tira tras Alemania (10,3), Holanda (9,4), Francia (9), Polonia (8,9) e Italia (8,8).